Desde los años 90, el impulso de la tecnología ha facilitado y abierto nuevos horizontes sobre las ciudades. Las ciudades inteligentes o Smart Cities están íntimamente relacionadas con el uso de las tecnologías y las poderosas armas que nos ofrece.

¿Por qué surgen las ciudades inteligentes?

La población mundial aumenta cada año y los recursos son limitados. No queda otra más que reinventar la forma en la que vivimos. Por ejemplo, en España el 80% de la población vive en ciudades.

Según el estudio Cities in Motion, el 70% de la población mundial vivirá en las ciudades. Éstas necesitan obligatoriamente dar cabida a tantos millones de personas, con la mejora prestaciones y recursos posibles.

¿Cómo son las ciudades inteligentes o Smart Cities?

¿Están pensadas realmente para los ciudadanos?¿cómo se puede conseguir que una ciudad sea mucho más equitativa, segura y eficiente? A estas preguntas se enfrentan las Smart Cities o ciudades inteligentes y nuestro país a puesto en marcha el llamado Plan Nacional de Ciudades inteligentes dotado con 188 millones de euros.

¿Qué define una Smart City o ciudad inteligente?

La definición de Smart City pasa por ser aqueja ciudad capaz de utilizar la tecnología de la información y comunicación con el objetivo de crear mejores infraestructuras para los ciudadanos. Desde transporte público, pasando por ahorro energético, sostenibilidad o eficiencia en todos sus aspectos.

Para dar respuesta a los nuevos retos, las Smart City o ciudad inteligente apuestan por:

  • Competitividad.
  • Colaboración.
  • Planificación.
  • Creatividad.
  • Sostenibilidad, I+D+I

¿Qué son las Smart Cities?

En definitiva es la combinación de personas, tecnología y creatividad para hacer más sostenible y eficiente a cualquier ciudad del mundo. De alguna manera, las Smart Cities dotan a los ciudadanos de herramientas para que aporten mayor valor a la ciudad.

¿Qué consiguen las Smart Cities?

El objetivo es construir ciudades con valores añadidos:

  • Inclusión de todos los ciudadanos en la vida pública.
  • Transparencia: que los pasos dados por la administración sean accesibles y públicos.
  • Mejorar la distribución de recursos a través de sistemas de ahorro energético, de alumbrado o distribución del agua.
  • Clusterización: fomentar la especialización de una ciudad en algún aspecto concreto, por ejemplo gracias a convenciones especiales sobre microscopio electrónica o iniciativas sostenibles como el Green Energy Showroom en Lappeenranta, Finlandia.

En cualquier caso, existe la necesidad de alinear todos los proyectos de la ciudad en un sentido, acorde con el modelo de gestión global de la ciudad.

El resultado es el posicionamiento de la ciudad a nivel internacional atrayendo capital y especialistas en el sector. Consiste por tanto, en desarrollar aquello que haga única a la ciudad.

  • Generar riqueza: necesidad de definir un modelo de negocio, que permita generar riqueza, nuevos puestos de trabajo sin que suponga un aumento de impuestos.
  • Economía digital.
  • Industria cultural: emprendimiento y conocimiento compartido.
  • Tecnología asequible: acceso a internet, sensores, Big data, reconocimiento facial, smart grids (redes inteligentes de gestión) o en el internet de las cosas son puntos clave.
  • Movilidad inteligente con transporte eficiente.
  • Adaptación al medio ambiente y a lo imprevisible de la naturaleza.

Smart Cities o ciudades inteligentes en España

En el caso de España, el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes se ha volcado en desarrollar puntos estratégicos como la eficiencia energética y la ciberseguridad entre otros puntos En los próximos años, los puntos de recarga para coches en el centro de las ciudades, redes de distribución inteligente de agua o de energía serán lo normal.

Ponte en contacto con nosotros con nosotros para obtener más información a cerca de como puedes crear un entorno inteligente y síguenos en Linkedin para mantenerte al día de todas las nuevas noticias.